Logotipo del Portal de Emergencias 112 de Castilla y León; Ir a página principal

Recomendaciones ante nevadas

 Recomendaciones antes de la llegada del invierno

  • Teniendo en cuenta la zona geográfica en la que se encuentre, almacene alimentos y combustible, en cantidades suficiente para un período de aislamiento, pero como mínimo para 1 semana.
  • Prepare un botiquín de primeros auxilios y con aquellos medicamentos que se usen con frecuencia por los miembros de la unidad familiar.
  • Provéase de ropa adecuada.
  • Revise aquellos puntos de la vivienda por donde hay contacto con el exterior: cierres de ventanas, puertas, etc.
  • Revise tejados y bajadas de agua.
  • Las calefacciones con circuito cerrado deberán estar provistas con anticongelante.


En caso de presentarse una ola de frío o nevadas intensas

  • Prestar atención a las emisoras de radio y TV para obtener información de la Agencia Estatal de Meteorología,  o de Protección Civil a través del 112.
  • Disponer de pilas suficientes para la radio y la linterna.
  • Si va a salir al exterior lleve varias prendas ligeras y cálidas superpuestas, antes que una sola prenda de tejido grueso. Evite las prendas ajustadas. Permita que el aire circule y actúe como aislante. Protéjase rostro, cabeza y manos.
  • No es conveniente que las personas de avanzada edad y los niños salgan a la calle.
  • En caso de ventisca: combinación de aire frío, nevadas y fuertes vientos que reducen la visibilidad, es preferible evitar las salidas o desplazamientos.
  • No realice ejercicios físicos excesivos puesto que el frío no es bueno para el corazón.
  • Tome precauciones para evitar el envenenamiento producido por braseros, estufas, carbón o gas en lugares cerrados sin renovación de aire. Tenga a mano un extintor ante la posibilidad de incendio.


Recomendaciones para automovilistas

  • Si no le queda más remedio que viajar, no lo haga solo. Lleve en el coche radio, cadenas, pala, cuerda, una linterna, ropa de abrigo, una manta y alimentos ricos en calorías.
  • Lleve el depósito de combustible lleno.
  • Infórmese a través de la Agencia Estatal de Meteorología, Protección Civil o Tráfico de las inclemencias y del estado de las carreteras.
  • Evite conducir de noche. Los peligros son mas difíciles de detectar.
  • Antes de salir revise frenos, neumáticos y sistemas de alumbrado. Reponga líquido anticongelante.
  • Si el temporal nos sorprende dentro del coche y lejos de un pueblo o lugar de refugio, deberá permanecer dentro de él. El coche nos resguardará de la ventisca y los neumáticos nos aislarán de los rayos. Si mantiene el coche en marcha con la calefacción puesta, abra un poco una ventanilla para que circule el aire y evitar posibles intoxicaciones.
  • No se duerma con el motor en marcha.
  • Mantenga libre de nieve y desbloqueado el tubo de escape.
  • Ponga las cadenas al coche en presencia de hielo o nieve dura.
  • Conduzca despacio, con suavidad y a una marcha reducida, sin hacer cambios bruscos de dirección.
  • Si entra en una zona de hielo no pise el freno. Deje que el vehículo cruce por su propia inercia.